BIENVENIDO (A), TE INVITAMOS A VISITAR LAS NOTICIAS, COMENTARIOS Y ANALISIS SOBRE PROCESOS DE PLANIFICACION MUNICIPAL, EXPLORA NUESTRO BLOG

viernes, 5 de septiembre de 2008

Propuesta conceptual y metodologica para el desarrollo de 17 Planes de Ordenamiento Territorial a Nivel Municipal en Guatemala


Guatemala tiene una gran oportunidad para promover
un desarrollo sostenible e integral a nivel
urbano y rural. Expresado desde la
honorable Constituciòn de 1985, hasta nuestro
novedoso Codigo Municipal 12 - 2002, a traves
de la formulaciòn de Planes de Ordenamiento Territorial
a nivel Municipal


Elaborado por:

Marvin Melgar Ceballos
Doctor en Ciencias Psicosociales y Fiabilidad Territorial
Escuela de Planificaciòn Organica Evolutiva (EPOE)
lomax.vision@gmail.com

Resumen ejecutivo

El Plan de Ordenamiento Territorial Municipal (POTM) permite recuperar el concepto de planificación para solucionar los problemas que confrontan las municipalidades, las cuales, por ley (Decreto Número 12-2002), están obligadas a hacerlo.

El modelo territorial se concibe como un componente dinámico con responsabilidades precisas relacionadas con el crecimiento económico y social y con los programas de convivencia ciudadana, gestión de amenazas y riesgos ante desastres naturales. La formulación del Plan de Ordenamiento Territorial Municipal POTM se fundamenta en un amplio proceso de participación y debe ser un modelo sustentado en un “pacto social” para la ocupación, uso y disfrute del territorio, de acuerdo con el modelo propuesto por la Escuela de Planificación Orgánica Evolutiva EPOE, la cual parte de un enfoque holístico que consta de las siguientes herramientas de gestión:

1) Estudio de Capacidad de Uso de la Tierra (ECUT);

2) Mapeo de Actores Claves (MAC);

3) Diagnostico de Áreas Criticas (DAC);

4) Caracterización Socioeconómica Rápida (CSR);

5) Sondeo de Valorización Hídrica (SVH);

6) Modelo de Priorización de Microcuenca (MPM);

7) Modelo de Ordenamiento Territorial para Municipios Predominantemente Urbanos (OTUR);

8) Método para implementación de Regiones de Conservación y Desarrollo Sostenible (RECODES).

El POTM prestará atención especial a la orientación de la actuación pública así como en la definición de la responsabilidad del municipio en la construcción de su infraestructura y equipamiento, enfatizándose las que coadyuven a la superación de los atrasos más notorios en lo referente a la salud, auditoria social, educación, seguridad ciudadana, seguridad alimentaria, reducción de la extrema pobreza, analfabetismo, política social, política publica, el transporte, el saneamiento, la protección de los recursos naturales, la gestión de riesgos, el manejo apropiado de residuos sólidos y la vivienda social.

En cuanto a los objetivos, estos persiguen fortalecer las capacidades de los agentes de toma de decisiones, con el fin de definir nuevos modelos de desarrollo territorial en los municipios elegidos y, en el inciso 2.2 se presentan en una matriz en la cual se le da la importancia al manejo de cuencas hidrográficas y, básicamente, son cinco: a) Asegurar la viabilidad ecológica territorial del paisaje en los municipios seleccionados b) Asegurar el soporte territorial para las actividades productivas c) Potenciar los valores patrimoniales y ambientales de los municipios, d) Asesorar, al nivel de gobierno local y de la sociedad civil, en la toma de decisiones que favorezcan a los territorios municipales y e). Desarrollar el proceso de formulación de los planes de ordenamiento territorial dentro de un marco que permita el fortalecimiento de las capacidades locales de los municipios identificados, con el fin de fortalecer las estructuras municipales e intermunicipales.

El marco metodológico considera a los gobiernos locales como gerentes de desarrollo local y planificación territorial, considerando la influencia de los cambios climáticos y la evolución hacia mas y continuos desastres naturales, los que hacen necesario que los gobiernos locales, en coordinación con actores municipales, regionales y nacionales, se involucren cada día mas en el planteamiento de estrategias y propuestas de gestión de riesgos y amenazas. La metodología de planes de ordenamiento territorial que se empleará, será la de la Escuela de Planificación Orgánica Evolutiva (EPOE), la cual cuenta con herramientas de gestión materializadas en ocho manuales, de la cual solo la primera, la del INAB, es ajena:

a) Manual de INAB para la elaboración de Estudios de Capacidad de Uso de la Tierra –ECUT-;

b) Manual para la elaboración Mapeo de Actores Claves –MAC-;

c) Manual para la elaboración de Diagnostico de Áreas Criticas –DAC-;

d) Manual para la elaboración de Caracterización Socioeconómica Rápida –CSR-;

e) Manual para la elaboración de Sondeo de Valorización Hídrica –SVH-;

f) Manual para la elaboración de Modelos de Priorización de Microcuenca –MPM-;

g) Manual para la elaboración de Procesos de Ordenamiento Territorial en Municipios Urbanos –OTUR-; y

h) Manual para la elaboración de Regiones de Conservación y Desarrollo Sostenible –RECODES-.

Esta es la “caja de herramientas” para la elaboración de “Planes de Ordenamiento Territorial” (POT), empleada por la Escuela de Planificación Orgánica Evolutiva” (EPOE), las cuales son usadas según las características o lo que se necesite para el ordenamiento territorial de cada municipio. Los municipios que, por el momento se han contactado para su respectivo ordenamiento territorial se presentan en la siguiente matriz:

No.

Departamento

No

Municipio

1

San Marcos

1.1

San José El Rodeo

1.2

Sibinal

1.3

Ixchiguan

1.4

Nuevo Progreso


No.

Departamento

No

Municipio

2

Sololá

2.1

Santa María Visitación

2.2

Concepción

3

Chimaltenango

3.1

San Martin Jilotepeque

3.2

Patzun

4

Escuintla

4.1

La Gomera

5

Alta Verapaz

5.1

Chisec

5.2

Fray Bartolomé de Las Casas

5.3

Cha`hal

6

Guatemala

6.1

Palencia

7

Santa Rosa

7.1

Chiquimulilla

7.2

Guazacapán

7.3

Taxisco

8

Sacatepequez

8.1

San Lucas Sacatepequez

En cuanto a la justificación para la elaboración del Plan de Ordenamiento Territorial Municipal, es necesario considerar que éste es un proceso de planificación, programación y coordinación para una mejor distribución del espacio en el que, los seres humanos, interactúan teniendo una serie de potencialidades. Mediante el ordenamiento territorial, se busca hacer que coincidan los intereses de un territorio, con los del entorno espacial dentro del cual se inserta: la finca, la comunidad, el municipio, la región, la provincia y hasta el país entero. En síntesis, persigue mejorar la calidad de vida de los habitantes actuales sin comprometer la calidad de vida de sus descendientes.

Ante la pregunta sobre ¿Que es el ordenamiento territorial? Solo cabe responder que es un instrumento de planificación para el desarrollo, por medio del cual se obtiene una calidad de vida armoniosa con la naturaleza y un compromiso intergeneracional. Es una perspectiva holística, democrática, participativa, el cual debe evolucionar continuamente, luego de las valoraciones dinámicas y flexibles, tanto de sus resultados parciales, como del impacto sobre el entorno físico, sociocultural y biológico. El Ordenamiento Territorial comprende varias áreas básicas: El ambiente físico y natural, lo social (demografía, cultura, historia, salud, educación y organización), la economía (macro y micro económica, industria, turismo, comercio, economía informal, forestería, actividades agropecuarias), y la política (administración, regionalización, legislación, planificación, institucionalidad y toma de decisiones).

En términos generales, el Ordenamiento Territorial se ejecuta de acuerdo a “Código Municipal” Decreto 12-2002, en sus artículos 142, 143, 144, 145, 146, 147, 148 y 149

En cuanto al proceso de “Planificación Ordenamiento Territorial”, se concibe en el marco de desarrollo de tres fases consecutivas: 1.- Fase Constructiva, 2.-Fase Estratégica y 3.-la Fase Operativa. Estas fases se concretan en veintinueve pasos metódicos que garantizan la objetividad del estudio.

En cuanto al diagnóstico territorial, este debe ser concreto, participativo y concertado con lo principales actores representados en los sectores identificados en la primera fase su formulación.

Como particularidad el DT se desarrolla basándose en “Talleres”, de índole informativa, colecta de información y validación, sobre la base de recurrir al conocimiento de los propios actores del desarrollo del departamento. Con el DT se obtiene una “radiografía” del modelo territorial actual, a partir de información obtenida de los siguientes multisectores: Infraestructura Social, Infraestructura Económica, Multisector Productivo y el de Servicios Nacionales.

En cuanto a la colecta de información primaria y secundaria, se realizará a través de boletas de captura de información en cuanto a la primera y, en cuanto a la segunda, se contemplará la información de las instituciones de gobierno, recurriéndose además a programas y proyectos nacionales e internacionales, organizaciones no gubernamentales y sociedad civil en general.

El Diagnóstico Territorial “DT”, será validado por los talleres, los cuales fortalecen la identificación de actores claves por sector y subsector, así como la colecta de información primaria a través de boletas, encuestas y ejercicios de índole participativo y concertación.

No debe ignorarse que esta propuesta le da importancia también al Ordenamiento Territorial de Municipios Predominantemente Urbanos “OTUR” promoviendo su desarrollo sostenible pues, actualmente, en Guatemala más del 60% de la población se encuentra concentrada en espacios urbanos.

El DT se valida durante un proceso final de talleres de consulta: 1. Distribución a Actores Claves, y 2. Talleres multisectoriales. Los resultados del primer producto son: a. Análisis y síntesis territorial y de los multisectores de desarrollo, b) Cuadro de análisis estratégico de Potencialidades y limitantes y c) Evaluación de la aptitud general del territorio

La metodología para la elaboración y ejecución del Plan de Ordenamiento Territorial propuesta, se mantiene dentro del en enfoque de manejo integral y sustentable de cuencas hidrográficas planteando los siguientes elementos que podrían conformar la “Arquitectura Institucional” de los futuros POT: Comité de seguimiento institucional (CSI), Comité Municipal de Desarrollo Sostenible (COMUDES), Equipo Técnico de Ordenamiento Territorial (ETOT), Talleres de consolidación de los sectores claves.

Los “Talleres” persiguen la consolidación de los “Sectores” identificados aglomerados en multisectores:

· Multisector Productivo;

· Multisector de Infraestructura Económica;

· Multisector de Infraestructura Social;

· Multisector de Servicios Nacionales.

Además de los talleres, se realizaran acciones directas a través de reuniones y microtalleres con los otros sectores y gremios primarios, identificados a conformar el Consejo Departamental de Desarrollo.

Por último se presentará el informe de resultados presentando un compendio de “Ayudas de Memoria” de los talleres, microtalleres y reuniones realizadas.

1. Introducción

La elaboración del Plan de Ordenamiento Territorial Municipal (POTM) para los municipios identificados, abre la posibilidad de recuperar la tarea de planificación de sus respectivos territorios, aprovechando para desarrollar nuevos instrumentos de ordenamiento, los cuales deben estar dirigidos a solucionar los problemas que el crecimiento y deterioro urbano y rural acelerados y conflictivos han acumulado sobre su territorio.

En la actualidad, la elaboración de “Planes de Ordenamiento Territoriales Municipales” constituye una necesidad, la cual está contenida en el código municipal (Decreto Número 12-2002 y sus reforma Decreto 56 - 2002). Esta es una labor de largo plazo que requiere una visión de conjunto del municipio, el cual es compartido por diversos actores sociales, políticos y económicos que debieran participar en el consenso participativo del ordenamiento, tal como se postula y realiza en la Escuela de Planificación Orgánica Evolutiva “EPOE”, en el entendido de que, el ordenamiento territorial no puede ser modificado o alterado en el corto plazo, pues se afectaría la visión de largo plazo que permite identificar aquellos temas del ordenamiento que selectiva, y estratégicamente, deben orientar el desarrollo futuro de los municipios. Ante todo en el Modelo de Ordenamiento Territorial para Municipios Predominantemente Urbanos “OTUR”, pues el modelo orienta y concentra la acción de gobierno, y las actuaciones particulares, hacia la consecución de fines previsibles a largo plazo: la sostenibilidad del desarrollo urbano, rural, la equidad social y el incremento en los niveles de productividad urbana y rural, pero con una visión más estatal que gubernamental.

La gestión y fortalecimiento de capacidades locales, en particular en las municipalidades, podría permitir a mediano plazo la adopción de un Modelo de ordenamiento. El modelo territorial es, en esencia, una imagen deseable de las áreas rurales y urbanas, así como de su entorno con vista hacia el futuro. En esta imagen, el municipio ya construido tiene un lugar preponderante; así como las nuevas formas de ocupación del territorio.

El modelo tiene como objeto orientar y concentrar la acción de gobierno, la inversión pública y las actuaciones particulares hacia la consecución de fines previsibles a largo plazo: la sostenibilidad del crecimiento y equilibrio urbano, rural, la equidad social y el incremento en los niveles de productividad. Tiene también el objetivo de fomentar y cimentar una cultura en los ciudadanos en el ámbito nacional y municipal, consistente en una visión compartida sobre el futuro de la ciudad y el territorio.

El modelo territorial se concibe como un componente dinámico con responsabilidades precisas relacionadas con el crecimiento económico y social y con los programas de convivencia ciudadana, gestión de amenazas y riesgos ante desastres naturales. Debe ser, por lo tanto, un modelo que se sustente en un “pacto social” para la ocupación, uso y disfrute del territorio. Hacer concreto en un tiempo definido un modelo de ordenamiento al nivel municipal dentro de un enfoque de “manejo sostenible de cuencas hidrográficas” exige la acción concertada y concienzuda de los sectores público y privado. No se trata solamente de una formulación técnica y de su proceso de gestión, también se trata de una construcción colectiva en el largo plazo, capaz de convocar a todos los ciudadanos alrededor de objetivos comunes que permitan sumar esfuerzos y voluntades.

Por lo tanto, la formulación del POTM se fundamenta en un amplio proceso de participación, el cual debe permitir conocer las reflexiones y propuestas de los diversos sectores del municipio y confrontarlos con un riguroso trabajo técnico, para construir un diagnóstico y una propuesta claramente sustentados, que dinamizarán las discusiones sobre el manejo de recursos naturales, hídricos y ambientales, con el fin de elaborar con precisión cada uno de los componentes que viabilicen la operativizaciòn del “Plan de Ordenamiento Territorial Municipal” (POTM). El modelo propuesto por la “Escuela de Planificación Orgánica Evolutiva” para la elaboración de los “Planes de Ordenamiento Territorial Municipales” parte de un enfoque holístico, el cual consta de las herramientas de gestión que se listan a continuación:

1) Estudio de Capacidad de Uso de la Tierra (ECUT);

2) Mapeo de Actores Claves (MAC);

3) Diagnostico de Áreas Criticas (DAC);

4) Caracterización Socioeconómica Rápida (CSR);

5) Sondeo de Valorización Hídrica (SVH);

6) Modelo de Priorización de Microcuenca (MPM);

7) Modelo de Ordenamiento Territorial para Municipios Predominantemente Urbanos (OTUR);

8) Método para implementación de Regiones de Conservación y Desarrollo Sostenible (RECODES).

El POTM prestará atención especial a la orientación y definición de la actuación pública como elemento determinante en su concepción y ejecución. Definirá también la responsabilidad del municipio en la construcción de aquellos sistemas generales (infraestructuras y equipamientos), concebidos como la base indispensable para el desarrollo urbano y rural. A su vez, el ordenamiento territorial prefigura un tipo de actuación que sobrepasa el carácter puramente sectorial de la inversión pública.

Por otra parte, la coordinación territorial de la inversión pública y su articulación con los proyectos del sector privado a través de los programas y de las regulaciones normativas, permiten definir operaciones urbanas y rurales estructurantes para el territorio, las cuales abren oportunidades para las inversiones privadas, nacionales e internacionales en los municipios sujetos a planificación territorial, seleccionándose operaciones que servirán como actuaciones estratégicas para iniciar el desarrollo del Plan y potenciar los proyectos individuales. Entre estas operaciones se enfatizaran las que consoliden los elementos estructurantes de la forma urbana y rural, que permitan la superación en los principales indicadores de desarrollo humano:

a) Pobreza;

b) Extrema pobreza;

c) Vicios de contaminación, criminalidad y seguridad;

d) Desorganización social;

e) Ignorancia y bajo nivel de escolaridad; y

f) Desnutrición y enfermedad.

El Ordenamiento Territorial en el ámbito municipal debe ser considerado como la herramienta estratégica que permita corregir la situación actual que los municipios, transformándose en el sistema de corrección de la problemática y la maximización de potenciales que se enumeran en el Plan Nacional de Gobierno, los cuales se presentan a continuación:

  • El poder político está concentrado en grupos de poder económico o en “caciques locales” que reparten favores económicos. Esta situación sigue siendo el principal medio para facilitar la practica de acciones que permiten el mal manejo de los recursos de los municipios, en beneficio de funcionarios y autoridades locales, sobre la base de la corrupción y el nepotismo. Los procesos de conducción de los municipios se basan en funcionarios y autoridades locales, sobre la base de la corrupción y el nepotismo. Los procesos de conducción de los municipios se basan en decisiones centralizadas en la autoridad municipal, el cual se caracteriza por el autoritarismo, el paternalismo y el clientelismo político;
  • La administración de las municipalidades continúa desarrollándose en sistemas obsoletos plagados de incapacidades, que repercuten negativamente en el desarrollo sustentable de los municipios. Estas capacidades administrativas revelan fuertes rezagos y los intentos por superarlos son tímidos e intrascendentes;
  • La participación ciudadana, en los espacios políticos institucionalizados8 para el efecto, no supera el formalismo y la población comienza a demostrar frustración al ver que sus demandas no se concentran en soluciones viables. La identificación, priorización y solución de las necesidades, por parte de los ciudadanos, no ha despegado de tal manera que iniciada en las decisiones de la administración municipal;
  • La participación de las mujeres y los jóvenes denota avances importantes, sin embargo, se requieren grandes esfuerzos por lograr su incorporación a las espacios sociales de participación y en el ejercicio del poder local, en condiciones de equidad y justicia;
  • Las finanzas municipales dependen del Presupuesto General de Ingresos del Estado, así como del manejo administrativo y estratégico de las mismas. Desde el ámbito municipal, esto es débil y poco eficiente;
  • La vigilancia ciudadana sobre la administración pública no está siendo motivada por la autoridad municipal y es atendida marginalmente por las instancias de participación ciudadana;
  • La consolidación de la concertación y diálogo entre los agentes de desarrollo económico; municipal, empresariado y de pequeños productores; es una agenda pendiente y en cierta forma abandonada;
  • La agenda del desarrollo socioeconómico no es incorporada en la planificación del desarrollo del municipio;
  • La sustentabilidad ambiental denota fuertes debilidades y los procesos de deterioro se han acelerado; y
  • La vulnerabilidad frente a los desastres naturales no se ha minimizado y la población empobrecida de los municipios se encuentran desprotegida y expuesta a los efectos de estos fenómenos.

En forma paralela el fortalecimiento de las capacidades municipales afrontan otras particularidades en Guatemala como el la equidad social, la participación multiétnica, pluricultural y lingüística, que en los últimos años han tenido un aceptable crecimiento en su representatividad, pero que necesitan enfoques particulares de planificación territorial que modelo propuesto de ordenamiento territorial permitirían.

Es por ello que el modelo propuesto de “Ordenamiento Territorial” considera la plataforma de la social-democracia como punto de confluencia de la filosofía que se debe establecer al momento de elaborar los 17 Planes de Manejo a nivel Municipal, regidos sobre los postulados socialdemócratas:

  • La democracia políticas, que ha de entenderse como un instrumento para apuntalar el proceso político hasta que se convierta en social, con el fin de alcanzar un bienestar en constante crecimiento, una vida en libertad, sin dependencia ni explotación, mediante una participación justa de todos en el aumento de la riqueza. En ese sentido, la democracia política es –paradójicamente- un medio y un fin, porque encarna al mismo tiempo el mejor disfraz para pregonar la igualdad formal –porque encubre la desigualdad real- y el mejor terreno de lucha para sostener el proceso hacia la igualdad real;
  • Para el efecto, los instrumentos de la democracia política son: el gobierno de las mayorías, el respeto a las minorías, el derecho l sufragia, elecciones libres, libre asociación y organización, libre opinión, libre juego de partidos políticos, equilibrio de poderes, igualdad de posibilidades ante los medios de información, defensa de la soberanía nacional, alternancia en el poder y preponderancia del bien común;
  • La democracia social, igualdad, participación plena y activa, representatividad, libre acceso a la educación y a la cultura y derecho a la vida mediante la satisfacción del mínimo vital;
  • La democracia económica, derecho a trabajo digno y bien remunerado, preocupación por el binestr de las mayorías, organización mixta de la economía, responsabilidad compartida en el desarrollo, mecanismos de equilibrio y justicia social y justa distribución de la riqueza; y
  • La democracia cultural, respeto a la multiculturalidad e impulso la unidad en la diversidad en el contexto de una interculturalidad que propicie el desarrollo pleno de todos los guatemaltecos, independiente de etnia, sexo, religión o idioma.

2. Objetivos

2.1 Macro objetivo del proyecto

· Fortalecer las capacidades de los agentes de toma de decisiones en el territorio mediante la adecuada gestión de los ámbitos sociales, económicos, ambientales y de recursos naturales, con el fin de definir nuevos modelos de desarrollo territorial en los municipios priorizados para la elaboración de sus Planes de Ordenamiento Territorial.

2.2 Matriz de presentación de objetivos

generales y específicos

Con el fin de facilitar la relación de los objetivos específicos con su objetivo general, los objetivos se presentan a continuación en una matriz, por una parte, por otra, se notará que se le da la importancia al manejo asociado con las cuencas hidrográficas, pues el agua es, a la postre, el principal elemento para el mantenimiento de la vida, la salud y la salubridad.

No.

Objetivo general

No.

Objetivos específicos

1

Asegurar la viabilidad ecológica territorial del paisaje en los municipios seleccionados.

1.1

Identificar las áreas con mayor sensibilidad ecológica.

1.2

Determinar los riesgos para la estabilidad ante la aparición de factores estrés ecológico y la resistencia de geosistemas ante el estrés integrando el enfoque de manejo integral y sostenible de cuencas hidrográficas.

1.3

Proteger las áreas prioritarias identificadas en los municipios con genofondo de valor.

1.4

Facilitar el manejo integral de cuencas, subcuencas y microcuencas que integran el paisaje de los tres municipios identificados.

2

Asegurar el soporte territorial para las actividades productivas

2.1

Determinar las áreas en donde la ocurrencias de amenazas naturales aconseje reducir la vulnerabilidad que, ante ellas, presentan las infraestructuras productivas al nivel urbano, periurbano y rural.

2.2

Determinar las principales degradaciones existentes como consecuencia de la contaminación, erosión, incompatibilidad de uso, cargas ecológicas de actividades inadecuadas en las áreas urbanas y rurales de los municipios identificados.

2.3

Elaborar a nivel municipal “Estudios de Capacidad de Uso de la Tierra con el fin de confrontar el uso actual versus la capacidad de uso, identificando las áreas de conflicto de uso.

2.4

Contribuir a la mejor vinculación asentamiento-área rurales.

2.5

Proteger las áreas agrícolas del sobreuso, o uso inapropiado del suelo

2.6

Proponer la infraestructura especializada para las actividades agropecuarias, industriales y urbanas compatibles con las necesidades de los habitantes.

2.7

Prever áreas de desarrollos turísticos.

3.

Potenciar los valores patrimoniales y ambientales de los municipios.

3.1

Preservar el patrimonio natural y construido de los municipios seleccionados para el proceso de formulación de planes de ordenamiento territorial.

3.2

Crear e incentivar a nivel municipal las “Reservas Naturales Protegidas” (RNP) con propietarios privados.

4

Asesorar, al nivel de gobierno local y de la sociedad civil, en la toma de decisiones que favorezcan a los territorios municipales.

4.1

Valorar la prioridad de las soluciones espaciales posibles para la minimización de los riesgos que provocan, tanto las amenazas naturales, como las degradaciones antropogenicas del medio ambiente.

4.2

Evaluar las alternativas que son ofrecidas al municipio, escogiendo aquellas que pueden ser adoptadas como favorables de una manera indubitable.

4.3

Conformar el sistema de monitoreo y evaluación del sistema de gestión ambiental, de amenazas y riesgos.

5

Desarrollar el proceso de formulación de los planes de ordenamiento territorial dentro de un marco que permita el fortalecimiento de las capacidades locales de los municipios identificados, con el fin de fortalecer las estructuras municipales e intermunicipales.

5.1

Conformar participativamente las principales políticas y lineamientos en que deben de enmarcarse los planes y proyectos del programa y actuaciones para el desarrollo sostenible de los municipios seleccionados.

5.2

Ejecutar procesos de aprendizaje paralelamente a las acciones de planificación, concibiendo el enfoque de “fortalecimiento de capital humano local” como un valor agregado del proceso de formulación de los planes de ordenamiento territorial.

5.3

Diseñar, implementar y evaluar colectivamente los Planes de Ordenamiento Territorial Municipal proyectados para su desarrollo.

5.4

Elaborar el cuerpo normativo sobre las categorías de manejo y las ordenanzas municipales de uso y manejo acordes a la zonificación propuesta producto de cada uno de los “Planes de Ordenamiento Territorial Municipal” propuestos para su elaboración.

3. Marco metodológico propuesto

Los gobiernos locales han venido evolucionando de su rol clásico de prestadores de servicios hacia un rol de asumir funciones anteriores y ser gerentes de desarrollo local y planificación territorial. Este proceso debe verse como un espiral de desarrollo (circulo virtuoso) que se obliga a enfrentar las limitaciones de carácter institucional, jurídico y de capacidades existentes. Los cambios climáticos y la evolución hacia mas y continuos desastres naturales, por lo regular provocados por el hombre, hacen necesario que los gobiernos locales, en coordinación con actores municipales, regionales y nacionales, se involucren cada día mas en el planteamiento de estrategias y propuestas de gestión de riesgos y amenazas, es ahí donde la elaboración de “Planes de Ordenamiento Territorial Municipal” pueden convertirse en una “herramienta de gestión” que permita aglutinar a la población que ocupa un territorio especifico a mejorar la respuesta hacia eventuales problemas sociales, económicos y ambientales.

En la mayoría de los países de Latinoamérica, los niveles de institucionalidad son incipientes y ello se manifiesta en estructuras municipales muy vulnerables a los cambios ocurridos cuando un nuevo gobierno asume sus funciones, lo que les hace inestables y con limitada capacidad de movilizar recursos locales.

La concepción de herramientas idóneas, que permitan el desarrollo de un proceso participativo para el fortalecimiento de los gobiernos municipales, debe mirarse como una acción prioritaria que debe tomarse, con la intención de optimizar las potencialidades del territorio y dar respuesta a las debilidades y limitaciones del mismo.

Los procesos de planificación estratégica y ordenamiento territorial deben desarrollarse en forma participativa, de donde se desprenden estudios técnicos que, a su vez, deben presentarse y validarse con la sociedad civil con el fin de desarrollar propuestas objetivas y que coadyuven en el desarrollo sostenible del territorio.

Es conveniente aclarar que, la metodología de planes de ordenamiento territorial que se empleará, será la de la Escuela de Planificación Orgánica Evolutiva (EPOE), la cual tiene herramientas de gestión que, complementadas por una ajena ( el ECUT del INAB), han sido utilizadas en diferentes países.

En cuanto a la metodología EPOE, ésta cuenta con los manuales de la “caja de herramientas de investigación y gestión”, que se exponen a continuación:

1. Manual de INAB para la elaboración de Estudios de Capacidad de Uso de la Tierra –ECUT-;

2. Manual de EPOE para la elaboración Mapeo de Actores Claves –MAC-;

3. Manual de EPOE para la elaboración de Diagnostico de Áreas Criticas –DAC-;

4. Manual de EPOE para la elaboración de Caracterización Socioeconómica Rápida –CSR-;

5. Manual de EPOE para la elaboración de Sondeo de Valorización Hídrica –SVH-;

6. Manual de EPOE para la elaboración de Modelos de Priorización de Microcuenca –MPM-;

7. Manual de EPOE para la elaboración de Procesos de Ordenamiento Territorial en Municipios Urbanos –OTUR-; y

8. Manual de EPOE para la elaboración de Regiones de Conservación y Desarrollo Sostenible –RECODES-.

Aunque arriba se expone la plataforma completa o toda la “caja de herramientas” para la elaboración de “Planes de Ordenamiento Territorial” (POT), según el concepto de la Escuela de Planificación Orgánica Evolutiva” (EPOE), es razonable imaginar que, si los municipios son distintos, distintas serán las herramientas que necesiten utilizarse en sus respectivos planes de ordenamiento.

Lista de municipios propuestos para la elaboración

de los Planes de Ordenamiento Territorial

No.

Departamento

No

Municipio

1

San Marcos

1.1

San José El Rodeo

1.2

Sibinal

1.3

Ixchiguan

1.4

Nuevo Progreso

2

Sololá

2.1

Santa María Visitación

2.2

Concepción

3

Chimaltenango

3.1

San Martin Jilotepeque

3.2

Patzun

4

Escuintla

4.1

La Gomera

5

Alta Verapaz

5.1

Chisec

5.2

Fray Bartolomé de Las Casas

5.3

Cha`hal

6

Guatemala

6.1

Palencia

7

Santa Rosa

7.1

Chiquimulilla

7.2

Guazacapán

7.3

Taxisco

8

Sacatepequez

8.1

San Lucas Sacatepequez

3.1 Justificación para la elaboración de Planes de

Ordenamiento Territorial al nivel Municipal

Es necesario realizar el ordenamiento territorial, pues consiste en un proceso de planificación, programación y coordinación de un conjunto de medidas que buscan una mejor distribución del espacio en el cual, los seres humanos, interactúan realizando actividades sociales, productivas y recreativas, las cuales se desarrollan en un entorno de recursos naturales renovables y no renovables, los que ponen a disposición del Homo sapiens, una serie de potencialidades pero, en el contexto de la sostenibilidad, imponen ciertas restricciones que deben ser consideradas si se quiere contribuir al desarrollo armonioso de cada territorio. Mediante el ordenamiento territorial, se busca hacer que coincidan los intereses propios de un territorio dado, con los del conjunto espacial dentro del cual se inserta dicho territorio: la finca, la comunidad, el municipio, la región, la provincia y hasta el país entero. Por lo tanto, se hace necesario que, mediante el adecuado ordenamiento del territorio, se puedan remediar los excesos, los desequilibrios y las disparidades provocadas por aquellas acciones antropogénicas que se han desarrollado demasiado libres: la mayoría de las veces muy espontáneas, como consecuencia de que son producto del libre mercado de la oferta y la demanda, al concentrarse en la inhumana variable de la rentabilidad económica, sin considerar el entorno que le heredaremos a nuestros bisnietos y tataranietos. Fortalecer el proceso de formulación de un Plan Ordenamiento Territorial Municipal en los municipios propuestos, contribuye a consolidar acciones de planificación que permitirán a mediano y largo plazo el uso apropiado de los recursos humanos, financieros y naturales de cada municipio, permitiendo generar el desarrollo sostenible con una fuerte base social. En síntesis, persigue mejorar la calidad de vida de los habitantes actuales sin comprometer la calidad de vida de sus descendientes.

El modelo de formulación a desarrollar se inspira en una filosofía de planificación participativa con equidad de género, concertada para promover el desarrollo sostenible al nivel regional con enfoque de programas sectoriales, cadenas y clúster. La planificación participativa supone que, quienes están más capacitados para identificar las mejores opciones de desarrollo y conservación de cada territorio, son los actores locales, tanto del sector privado como del público. Por esta razón, la EPOE le da primordial importancia al Mapeo de Actores Clave “MAC”, instrumento mediante el cual se persigue que todos, absolutamente todos los sectores, estén representados en los talleres en donde, ellos mismos, desde adentro de su conciencia, de su experiencia, del amor a su terruño y de sus sueños por un futuro mejor, ofrezcan sus propuestas. Un Plan Estratégico Municipal formulado sobre esta base, desde la cual se oriente y soporte al proceso de ordenamiento territorial a nivel municipal, representa un marco de referencia realista y orientador para la toma de grandes decisiones, tanto para el sector público que sabrá en donde se necesita más su apoyo, como para el sector privado que, incluso, hasta podrá definir la ubicación geográfica de sus inversiones. No está demás repetir que, básicamente, se constituye en una guía para las intervenciones de desarrollo de todas las entidades del aparato estatal así como instrumento de orientación de las actividades del sector privado.

3.2 ¿Que es el ordenamiento territorial?

El ordenamiento Territorial es un instrumento de planificación para el desarrollo, por medio del cual se obtiene una calidad de vida armoniosa con la naturaleza y un compromiso intergeneracional. Es una perspectiva holística, democrática, participativa. Permite adecuar la organización político-administrativa, así como la proyección espacial de la política social, económica, ambiental y cultural.

Es un proceso articulado, estratégicamente planificado, dinámico, iterativo que promueve el aprovechamiento racional del espacio y de los recursos naturales; además, previene, mitiga y suprime el crecimiento espontáneo de la población (desordenado y desarticulado), así como el uso y abuso del espacio y sus recursos. No es una meta, tampoco es un mapa fijo, esta en constante evolución. Toma en consideración la integración y el balance de demanda y expectativas de una población creciente. Por otra parte considera la capacidad y característica del territorio y sus recursos, en tanto que espacio vital y sustento intergeneracional. Debe fundamentarse en parámetros de mínima variabilidad, fácilmente proyectables y capaces de caracterizar adecuadamente las áreas de mayor incertidumbre.

Debe evolucionar continuamente, luego de las valoraciones dinámicas y flexibles, tanto de sus resultados parciales, como del impacto sobre el entorno físico, sociocultural y biológico. No se debe establecer un ordenamiento territorial fijo, sino que flexible para que se adapte a un entorno que varia constantemente. Además de lo anterior, considera las condiciones socioeconómicas para disminuir la desigualdad y la concentración de la riqueza. Su fundamento teórico y operativo conduce hacia el desarrollo sostenible e integral de los recursos naturales y la reducción de la vulnerabilidad ambiental, el deterioro del ambiente y los recursos naturales. El desarrollo y la conservación deben encontrar un equilibrio que permite aprovechar los Recursos Naturales sin deteriorarlos ni agotarlos.

El Ordenamiento Territorial comprende varias áreas básicas: El ambiente físico y natural, lo social (demografía, cultura, historia, salud, educación y organización), la economía (macro y micro económica, industria, turismo, comercio, economía informal, forestería, actividades agropecuarias), y la política (administración, regionalización, legislación, planificación, institucionalidad y toma de decisiones).

La planificación territorial, debe concebirse como un proceso de tipo consensual y participativo en las sociedades democráticas, el cual provee insumos para la orientación en la toma de decisiones por parte de los organismos del sector público, responsables del diseño de las políticas de carácter ambiental/territorial. La elaboración del plan de ordenamiento territorial debe generase partiendo de la participación de los actores más importantes de la sociedad.

3.2.1 La participación activa de los actores

claves de la sociedad civil

La participación es el dialogo que vincula a los agentes que toman las decisiones y a las organizaciones de la sociedad civil para alcanzar logros comunes, muchos de ellos definidos en satisfactores de necesidad humanas y en preservación de la base de sustentación ecológica. La participación busca el consenso entre los agentes del sector público y los lideres de las comunidades sobre los objetivos y las propuestas de acciones de intervención, para de esa manera sentar las bases sobre las cuales se contribuye la viabilidad socio/política de las soluciones a los problemas fundamentales y a la potenciación de oportunidades.

El rol de la comunidad organizada y su participación en el proceso de planificación territorial es fundamental, por que contribuye en la identificación de problemas, necesidades y aspiraciones de la comunidad, generan ideas, soluciones a los problemas y potencial los recursos existentes aportan información básica y son conocedores de las condiciones económicas y físico/naturales de su unidad socio/ambiental, proponen alternativas de solución de problemas mediante la identificación, diseño y ejecución de programas, proyectos y medidas, identifican áreas de criticas y buscan consenso para las soluciones y promocional las oportunidades que se articulan a una base natural.

3.2.2 Necesidades y generación de compromisos

Una consideración que debe prevalecer en el proceso de planificación territorial es la necesidad de que se generen compromisos, entendiéndose como compromiso a la aceptación, mediante el consenso y la participación de los diversos actores gubernamentales y de la sociedad civil. Esto se hace mediante un proceso de planificación y gestión publica, a partir del cual se facilitan las expectativas en la solución de los problemas, aunado al aprovechamiento de las características del territorio (de la cuenca o del municipio). Esta necesidad y compromiso involucran:

a. Entender que el proceso de planificación y su instrumento: el plan, deben surgir como una necesidad social, en el que debe participar de manera activa el agente de toma de decisión, el Estado en sus diversos ámbitos de competencia, con énfasis en lo que respecta a su responsabilidad frente al manejo del territorio y los recursos naturales, porque el interés primordial es dar respuesta de una manera eficiente a las necesidades padecidas por la población.

b. Comprender que para lograr la viabilidad socio-política del proceso y el plan de ordenamiento territorial, deben participar activamente las organizaciones y agentes sociales que actúan en los diferentes niveles y ámbitos de planificación, pues el proceso debe ser visto como una necesidad de las organizaciones de la sociedad civil, que demandan acuerdos estratégicos con los agentes del Estado.

c. Interpretar la necesidad como carencia y aspiraciones sentidas por la población y por los agentes sociales que la representan, a quienes el proceso de planificación local debe dar respuestas eficientes.

El contar con el inventario de composición demográfica, socioproductiva, necesidades y problemática ambiental, constituye una buena base para iniciar un proceso adecuado de planificación territorial, que tienen en diversos instrumentos metodológicos una fuente de datos útiles para conocer la realidad socio-territorial y su entorno natural. Un territorio, debe configurar una buena base de datos sobre los problemas que afecta su socio-territorial, así como la jerarquización de los mismos, a fin de diseñar las soluciones adecuadas.

3.2.3 El ordenamiento territorial a nivel municipal en Guatemala

En términos generales, el Ordenamiento Territorial se ejecuta de acuerdo a “Código Municipal” Decreto Número 12-2002 y sus Reformas Decreto 56 - 2002, presentando el articulado correspondiente al marco jurídico de Ordenamiento Territorial:

CAPITULO II

ORDENAMIENTO TERRITORIAL Y DESARROLLO INTEGRAL

ARTICULO 142. Formulación y ejecución de planes. La municipalidad está obligada a formular y ejecutar planes de ordenamiento territorial y de desarrollo integral de su municipio en los términos establecidos por las leyes. Las lotificaciones, parcelamientos, urbanizaciones y cualesquiera otra forma de desarrollo urbano o rural que pretendan realizar o realicen el Estado o sus entidades o instituciones autónomas y descentralizadas, así como las personas individuales o jurídicas que sean calificadas para ello, deberán contar con la aprobación y autorización de la municipalidad en cuya circunscripción se localicen.

Tales formas de desarrollo, además de cumplir con las leyes que las regulan, deberán comprender y garantizar como mínimo, y sin excepción alguna, el establecimiento, funcionamiento y administración de los servicios públicos siguientes, sin afectar los servicios que ya se prestan a otros habitantes del municipio:

a) Vías, calles, avenidas, camellones y aceras de las dimensiones, seguridades y calidades adecuadas, según su naturaleza.

b) Agua potable y sus correspondientes instalaciones, equipos y red de distribución.

c) Energía eléctrica, alumbrado público y domiciliar.

d) Alcantarillado y drenajes generales y conexiones domiciliares.

e) Áreas recreativas y deportivas, escuelas, mercados, terminales de transporte y de pasajeros, y centros de salud. La municipalidad será responsable del cumplimiento de todos estos requisitos.

ARTICULO 143. Planes y usos del suelo. Los planes de ordenamiento territorial y de desarrollo integral del municipio deben respetar, en todo caso, los lugares sagrados o de significación histórica o cultural, entre los cuales están los monumentos, áreas, plazas, edificios de valor histórico y cultural de las poblaciones, así como sus áreas de influencia. En dichos planes se determinará, por otra parte, el uso del suelo dentro de la circunscripción territorial del municipio, de acuerdo con la vocación del mismo y las tendencias de crecimiento de los centros poblados y desarrollo urbanístico.

ARTICULO 144. Aprobación de los planes. La aprobación de los planes de ordenamiento territorial y de desarrollo integral, así como sus modificaciones, se hará con el voto favorable de las dos terceras (2/3) partes de los miembros que integran el Concejo Municipal.

ARTICULO 145. Obras del Gobierno Central. La realización por parte del Gobierno Central o de otras dependencias públicas, de obras públicas que se relacionen con el desarrollo urbano de los centros poblados, se hará en armonía con el respectivo plan de ordenamiento territorial y conocimiento del Concejo Municipal.

ARTICULO 146. Autorización para construcciones a la orilla de las carreteras. Para edificar a la orilla de las carreteras, se necesita autorización escrita de la municipalidad, la que la denegará si la distancia, medida del centro de vía a rostro de la edificación, es menor de cuarenta (40) metros en las carreteras de primera categoría y de veinticinco (25) metros en carreteras de segunda categoría. Quedan prohibidos los establecimientos de bebidas alcohólicas o cantinas a una distancia menor de cien (100) metros del centro de la carretera. Para conceder las autorizaciones anteriormente indicadas, la municipalidad tomará en cuenta además, las prescripciones contenidas en tratados, convenios y acuerdos internacionales vigentes en materia de carreteras. Cuando los derechos de vía afecten la totalidad de una parcela de terreno, ya sea rural o urbana, o el área que quede de excedente no pueda destinarse a fin alguno, el propietario deberá ser indemnizado de conformidad con la ley de la materia.

ARTICULO 147. Licencia o autorización municipal de urbanización. La municipalidad está obligada a formular y efectuar planes de ordenamiento territorial y de desarrollo integral de su municipio, en los términos establecidos por las leyes. Las lotificaciones, parcelamientos, urbanizaciones y cualesquiera otra forma de desarrollo urbano o rural que pretendan realizar o realicen el Estado o sus entidades o instituciones autónomas y descentralizadas, así como personas individuales o jurídicas, deberán contar con licencia municipal. Tales formas de desarrollo deben cumplir con los requisitos que señalen otras leyes y, en todo caso, cumplir como mínimo con los servicios públicos siguientes:

a) Vías, avenidas, calles, camellones y aceras de las dimensiones, seguridades y calidades adecuadas, según su naturaleza.

b) Agua potable y sus correspondientes instalaciones, equipos y red de distribución.

c) Energía eléctrica, alumbrado público y domiciliar.

d) Alcantarillado y drenajes generales y conexiones domiciliares.

e) Áreas recreativas y deportivas, escuelas, mercados, terminales de transporte y de pasajeros, y centros de salud, cuando aplique.

ARTICULO 148. Garantía de cumplimiento. Previo a obtener la licencia municipal a que se refiere el articulo anterior, las personas individuales o jurídicas deberán garantizar el cumplimiento de la totalidad de las obligaciones que conlleva el proyecto hasta su terminación, a favor de la municipalidad que deba extenderla, a través de fianza otorgada por cualquiera de las compañías afianzadoras autorizadas para operar en el país, por un monto equivalente al avalúo del inmueble en que se llevará a cabo, efectuado por la municipalidad. Si transcurrido el plazo previsto el proyecto no se termina, la compañía afianzadora hará efectivo el valor de la fianza a la municipalidad para que esta concluya los trabajos pendientes.

ARTICULO 149. Escrituración. Previo al otorgamiento de la escritura de promesa de venta o compraventa por parte de los lotificadores o urbanizadores debe obtenerse la licencia a que se refiere el artículo 147 de este Código, cuyo número de identificación y fecha de emisión deberá hacerse constar en el texto de la misma, requisito sin el cual el Registro General de la Propiedad no operará su inscripción.

3.3 Proceso de formulación

El proceso de “Planificación Ordenamiento Territorial”, se concibe en el marco de desarrollo de tres fases consecutivas, cada fase tiene una serie de etapas y productos que son necesarios realizar para poder subsecuentemente pasar a la siguiente fase, que culminara con la implementación del mismo. El desarrollo lógico del proceso permitirá contar con un proceso, acorde a las características, particularidades y potencialidades del territorio, dentro de un proceso de participación y concertación ciudadana. La apropiación del Plan Estratégico y de Ordenamiento Territorial por parte de los diferentes sectores es fundamental para lograr la implementación. La Planificación Estratégica Territorial en el ámbito municipal, se desarrolla en tres fases, secuenciales:

1. Fase Constructiva: Caracterizada por desarrollar y sistematizar las bases conceptuales, de participación y concertación, que sustentaran la “Arquitectura Institucional” y el “Plan de Ordenamiento Territorial”, permite la obtención de información primaria y secundaria, que se utilizara para la elaboración del “Diagnostico Línea Base” y proponer el marco operativo para el desarrollo de la “Fase Estratégica”, desarrollo de mapas temáticos y creación de la base del “Sistema de Información Geográfico” (SIG);

2. Fase Estratégica: Elaboración de la Planificación, con prioridad en la visión (dirección) de desarrollo del territorio y el consenso entre actores locales, consolidación de la Arquitectura Institucional y formulación del Plan de Ordenamiento Territorial, en su primera versión, producto de estudios, verificación de campo, instrumentación de base de datos SIG y acciones participativas;

3. Fase Operativa: Fase en la cual se define en forma participativa las propuestas de desarrollo territorial a nivel urbano, periurbano y rural, la formulación, organización, gestión y ejecución del “plan de ordenamiento territorial”, con prioridad en los compromisos entre el ayuntamiento (municipio) y miembros de la sociedad civil, organizaciones gubernamentales, organizaciones no gubernamentales, programas, proyectos y empresarios, con base en los procesos de participación

Como parte de la metodología y términos de referencia la consultoría se enmarcara en la ejecución de la “Fase Constructiva”. Fase que se describe en forma puntual en las páginas subsiguientes.

Secuencia base de pasos metodológicos

Paso Metodológico

Descripción

Paso 1

Presentación a los honorables consejos y alcaldes municipales el marco metodológico y legal para dar inicio al proceso de elaboración del Plan de Ordenamiento Municipal (POTM).

Paso 2

Aprobación por el honorable Consejo y Alcalde Municipal de la “Ordenanza” que da inicio al proceso de elaboración del Plan de Ordenamiento Territorial.

Paso 3

Firma de contrato de responsabilidades mutuas entre la Acción Ecológica y la Municipalidad.

Paso 4

Elaboración del Mapeo de Actores Claves (MAC).

Paso 5

Primera Mesa de Concertación con Instituciones Gubernamentales y Cooperación Internacional.

Paso 6

Segunda Mesa de Concertación con Instituciones Gubernamentales y Cooperación Internacional.

Paso 7

Primer Macrotaller de participación y consenso “multisectorial”.

Paso 8

Elaboración de la Caracterización Socioeconómica Rápida (CSR).

Paso 9

Elaboración del Diagnostico de Áreas Criticas (DAC).

Paso 10

Elaboración del Estudio de Capacidad de Uso de la Tierra (ECUT).

Paso 11

Elaboración del Sondeo de Valorización Hídrica (SVH).

Paso 12

Integración de Estudios Técnicos en el “Diagnostico Territorial”.

Paso 13

Segundo Macrotaller de Sociabilización y Validación del “Diagnostico Territorial” del Municipio.

Paso 14

Primera Ronda de Talleres para identificación de Proyectos Estratégicos y Normatividad Territorial Urbana y Rural con el Multisector Productivo.

Paso 15

Primera Ronda de Talleres para identificación de Proyectos Estratégicos y Normatividad Territorial Urbana y Rural con el Multisector Social.

Paso 16

Primera Ronda de Talleres para identificación de Proyectos Estratégicos y Normatividad Territorial Urbana y Rural con el Multisector de Infraestructura Económica.

Paso 17

Primera Ronda de Talleres para identificación de Proyectos Estratégicos y Normatividad Territorial Urbana y Rural con el Multisector de Servicios Nacionales.

Paso 18

Tercer Macrotaller de Consulta y Sociabilización de Proyectos Estratégicos y Normatividad Territorial Urbana y Rural.

Paso 19

Segunda Ronda de Talleres para identificación de Proyectos Estratégicos y Normatividad Territorial Urbana y Rural con el Multisector Productivo.

Paso 20

Segunda Ronda de Talleres para identificación de Proyectos Estratégicos y Normatividad Territorial Urbana y Rural con el Multisector Social.

Paso 21

Segunda Ronda de Talleres para identificación de Proyectos Estratégicos y Normatividad Territorial Urbana y Rural con el Multisector de Infraestructura Económica.

Paso 22

Segunda Ronda de Talleres para identificación de Proyectos Estratégicos y Normatividad Territorial Urbana y Rural con el Multisector de Servicios Nacionales.

Paso 23

Cuarto Macrotaller de Validación de Cartera de Proyectos Estratégicos y Normatividad Territorial Urbana y Rural.

Paso 24

Redacción del primer borrador del Plan de Ordenamiento Territorial del Municipio.

Paso 25

Quinto Macrotaller de Sociabilización y Consenso Multisectorial presentando la primera versión del Plan de Ordenamiento Territorial del Municipio.

Paso 26

Retroalimentación del borrador del Plan de Ordenamiento Territorial del Municipio.

Paso 27

Sexto Taller de Validación de la segunda versión del Plan de Ordenamiento Territorial del Municipio.

Paso 28

Aprobación del Plan de Ordenamiento Territorial, Cartera de Proyectos Estratégicos y Normatividad Territorial Urbana y Rural por el Honorable Consejo Municipal.

Paso 29

Publicación de versión final del Plan de Ordenamiento Territorial del Municipio, en versión técnica y popular, aprobado por el Honorable Consejo Municipal.

3.4 Elaboración del Diagnostico para el Plan de Ordenamiento Territorial

Como característica principal, el Diagnóstico Territorial “DT” debe ser concreto, participativo y concertado con lo principales actores representados en los sectores identificados en la primera fase su formulación. Incorporando aquellos indicadores básicos que caractericen la situación actual de los diferentes sectores. Para el caso se recurrirá a informaciones disponibles de fuentes municipales como otra información que permita sintetizar en un mínimo de espacio un perfil básico del territorio, considerando el papel que juega el hombre y la mujer en los procesos productivos, de comercialización y manejo de los recursos humanos, financieros y naturales. Debiendo de recalcar que en base al DT, es factible la formulación de un “Sistema de Monitoreo y Evaluación”, para el departamento.

Como particularidad del DT a desarrollar, serán los diferentes “Talleres”, de índole informativa, colecta de información y validación, sobre la base de recurrir al conocimiento de los propios actores del desarrollo del departamento. En todo caso, el diagnostico no buscara sacrificar la integralidad. Es decir, incluirá la mayoría de indicadores básicos, que reflejen los principales problemas y potencialidades territoriales del municipio. En la etapa del DT se hace la caracterización, clasificación, especialización, síntesis y evaluación integral de los sistemas administrativos biofísicos, social económica y funcional del territorio. Así como de los multisectores, sectores y subsectores de desarrollo identificados en el territorio. Con el DT se obtiene una “radiografía” del modelo territorial actual. En esta fase se deben lograr los siguientes objetivos y resultados.

Objetivos

· Realizar un análisis integral de la situación actual del territorio, estudiando cada uno de los sistemas (administrativo, biofísico, social, económico y funcional);

· Identificar, especializar y priorizar los problemas que afectan el normal desarrollo territorial, de acuerdo con el análisis de cada sistema;

· Determinar la aptitud de cada zona del territorio. Es decir, establecer para que es mejor y para que no es buena.

El proceso de formulación del DT, se simplifica de la siguiente forma:

3.4.1 Identificación de actores claves por sector de desarrollo

Se identifica como la columna vertebral del proceso que permitirá contar una participación transversal de la sociedad civil del territorio, la ONG, los entes gubernamental y el sector privado. La participación de un amplio número de actores permitirá obtener un DT concreto y realista. Los multisectores identificados para ser los entes aglutinadores de los actores identificados son:

1. Multisector de Infraestructura Social;

2. Multisector de Infraestructura Económica;

3. Multisector Productivo;

4. Multisector de Servicios Nacionales.

3.4.2 Recolección de Información Primaria y Secundaria

La colecta de “Información Primaria” se realizara a través de boletas de captura de información que serán enviadas a actores claves identificados, en reuniones bilaterales, microtalleres y talleres. Además de los ejercicios de índole participativa y de concertación desarrollados durante los talleres de formulación del DT. De especial interés es la información primaria obtenida de las municipalidades, sociedad civil e iniciativa privada.

Contemplando que las instituciones de gobierno cuentan con un buen número de Diagnósticos y estudios puntuales referentes a su área especifica de trabajo, considerando con un medio adecuado de canalizar la información secundaria, recurriéndose además a programas y proyectos nacionales e internacionales, organizaciones no gubernamentales y sociedad civil en general.

3.4.3 Talleres de participación y validación del DT

Los talleres tendrán un doble objetivo, el primero dentro del esquema del fortalecimiento de la “Arquitectura Institucional del Territorio” lo cual se ampliara mas adelante, y dentro del marco de formulación del DT, serán el medio que se utilizara para fortalecer la identificación de actores claves por sector y subsector, colecta de información primaria a través de boletas, encuestas y ejercicios de índole participativo y concertación.

Además de los talleres de amplia invitación, se realizaran microtalleres con subsectores o gremios específicos, así como reuniones bilaterales con los alcaldes municipales, representantes de la sociedad civil, directores y coordinadores de programas y proyectos naciones e internacionales y de organismos no gubernamentales. Es necesario resaltar que los talleres, microtalleres y reuniones bilaterales tendrán un enfoque transversal de equidad de género, pluricultura, multilingüe y multiétnico, no solo en el marco meramente conceptual sino operativo.

3.4.4 Estudios, investigaciones y diagnósticos para desarrollo del “Diagnostico Territorial”

Los modelos de planificación para ordenamiento territorial son amplios y complejos, pero gracias al esfuerzo de la Asociación Acción Ecológica plantea las siguientes herramientas de gestión:

3.4.4.1 Estudio de Capacidad de Uso de la Tierra –ECUT-

Determinación en términos físicos, del soporte que tiene una unidad de tierra de ser utilizada para determinados usos o coberturas y/o tratamientos. Generalmente se basa en el principio de la máxima intensidad de uso soportable sin causar deterioro físico del suelo. Determinada a través de una clasificación de capacidad de uso que básicamente es el agrupamiento de interpretaciones que se hacen principalmente para fines productivos y de conservación y comienza por la distinción de unidades de mapeo. Permite hacer algunas generalizaciones con respecto a las potencialidades del suelo, limitaciones de uso y problemas de manejo. Se refiere solo a un nivel máximo de aplicación del recurso suelo, sin que este se deteriore, con una tasa mas grande que l tasa de su formación. En este contexto, el deterioro del suelo se refiere sobre uso por el hombre. Incluye la geología, la fisiográfica, los suelos, el clima, la vegetación. A través del ECUT se podrá determinar en forma de mapa temático “el conflicto de uso” al comparar los resultados de “uso ideal” y cruzarlo con el mapa de “cobertura y uso actual”. Al concebir el mapa de “conflicto de uso” permitirá orientar acciones que permitan guiar las áreas identificadas hacia un uso adecuado o deseable.

Paso 1: Adecuación de metodología de Estudio de Capacidad de Uso de la Tierra a la características biofísicas del territorio;

Paso 2: Primera fase de gabinete y análisis geoespecial;

Paso 3: Capacitación a equipo de técnicos de campo para la aplicación de metodología;

Paso 4: Primera fase de campo, colecta de información de variables biofísicas (profundidad efectiva del suelo, pedregosidad, pendiente, cobertura y uso del suelo);

Paso 5: Segunda fase de gabinete, análisis de la información colecta y cruzamiento con información geoespacial;

Paso 6: Segunda fase de campo, verificación de puntos de información no coincidencial y de lagunas de información;

Paso 7: Elaboración de mapa de capacidad de uso de la tierra (USO OPTIMO O DESEABLE) y mapa de conflicto de uso de la tierra.

Paso 8: Elaboración de documento final de Estudio de Capacidad de Uso de la Tierra (ECUT).

3.4.4.2 Mapeo de actores claves –MAC-

El Mapeo de Actores Claves (MAC), es una herramienta que permite la identificación de los actores con incidencia directa sobre el manejo del territorio a nivel urbano y rural, el MAC permite la realización de contactos, coordinaciones y cogestión de actividades, con lo que se asegura la participación holística de los principales actores del territorio en el proceso de Ordenamiento Territorial, Planificación Integral de la Cuenca y el futuro Plan Estratégico de Desarrollo Municipal.

Paso 1: Adecuación de sistema de clasificación de actores a las condiciones especificas del municipio;

Paso 2: Elaboración de formato de colecta de información base de actores;

Paso 3: Distribución de formato de colecta de información de base de actores;

Paso 4: Desarrollo de reuniones bilaterales para colecta de información referente a los actores;

Paso 5: Primer vaciado de información en matriz de mapeo de actores claves;

Paso 6: Verificación telefónica y presencial de actores claves;

Paso 7: Segundo vaciado de información en matriz de mapeo de actores claves;

Paso 8: Elaboración de documento final de Mapeo de Actores Claves.

3.4.4.3 Diagnostico de Áreas Críticas –DAC-

Instrumento de toma de decisión para la planificación territorial, que permite cruzar los datos biofísicos de vulnerabilidad ambiental, con acciones socioambientales que inciden directamente sobre el manejo adecuado de los recursos naturales (suelo, agua y bosque principalmente), identificando a través de mapas temáticos Áreas Criticas de manejo, en las cuales se deberían de concentrar acciones que mitiguen las acciones que degradan el medio ambiente. Su aplicabilidad se realiza a nivel de región, áreas protegidas, cuenca, subcuencas y comunidades.

Paso 1: Adecuación de metodología de Estudio de Capacidad de Uso de la Tierra a la características biofísicas del entorno del municipio

Paso 2: Primera fase de gabinete y análisis geoespecial, identificando y clasificando las áreas de sensibilidad ecológica;

Paso 3: Primera fase de campo, ronda de talleres de Diagnostico de Áreas Criticas a nivel comunitario por núcleo zonal;

Paso 4: Segunda fase de gabinete análisis de información producto de talleres de Diagnostico de Áreas Criticas;

Paso 5: Segunda fase de campo, reconocimiento físico de áreas críticas identificadas en primera fase de gabinete y primera fase de campo;

Paso 6: Tercera fase de gabinete, incorporación de resultados de reconocimiento de campo y elaboración de versión preliminar de mapa de áreas criticas de la cuenca;

Paso 7: Tercera fase de campo, validación de resultados en segunda ronda de talleres comunitario por núcleo zonal;

Paso 8: Elaboración de documento final de Diagnostico de Áreas Criticas.

3.4.4.4 Caracterización Socioeconómica Rápida –CSR-

La CSR permitirá la obtención de información actualizada de las principales características demográficas, sociales, económicas, productivas, competitivas, problemática ambiental y sus respectivas proyecciones del área rural y urbana del municipio y de las Cuencas Hidrográficas a través de la información colectada y su respectivo análisis se generaran una serie de Mapas Temáticos que permitirán cruzar con el ECUT y DAC, para el desarrollo del POT. Es meritorio hacer mención que la mayoría de las metodologías a realizar, por lo que además se están generando adaptaciones a la necesidades y requerimientos locales, lo que permitirá generar herramientas metodológicas para la futura extrapolación del proceso de Ordenamiento Territorial a otras regiones, cuencas y/o municipios del país. En la elaboración del estudio se ha aplicado principalmente los siguientes pasos metodológicos:

Paso 1: Desarrollo conceptual de la metodología de Caracterización Socioeconómica Rápida (CSR);

Paso 2: Sociabilización y validación con actores locales de metodología propuesta;

Paso 3: Elaboración de boletas de encuesta a nivel comunitario y de hogar (finca);

Paso 4: Sociabilización y validación;

Paso 5: Involucramiento de actores locales para la elaboración de la Caracterización Socioeconómica Rápida (CSR;

Paso 6 Talleres de capacitación para actores que contribuirán en la elaboración de la CSR;

Paso 7: Reuniones preparatorias para levantamiento de datos;

Paso 8: Levantamiento de datos a través de boletas de encuesta a nivel de comunidad y hogar (familia);

Paso 9: Reunión de retroalimentación sobre resultados de levantamiento d datos a través de boletas;

Paso 10: Procesamiento de boletas de encuesta a nivel de comunidad y hogar (final);

Paso 11: Reuniones de verificación de información con boletas de encuesta con actores claves;

Paso 12: Presentación de resultados en documento CSR.

3.4.4.5 Sondeo de Valorización Hídrica –SVH-

El agua, captada, filtrada y almacenada por un territorio o cuenca hidrográfica es considerada por los beneficiarios directos e indirectos como un bien abundante del que se puede disponer gratuitamente y finamente. De este modo as cuencas hidrográficas que se encuentra dentro de un territorio del municipio no son consideradas como un bien económico, con contribuciones directas a la sociedad.

La desaparición de los bosques que captan y filtran va acompañada de la aparición de fenómenos como lluvias torrenciales que impactan en la población y bienes agroproductivos. La base productiva de las zonas afectadas es gravemente dañada, pues la mayor parte de las áreas planas usadas en la producción agropecuaria ubicadas a orilladas de ríos y riachuelos, son cubiertas por sedimentos de arena y piedra volviéndolas totalmente inutilizables a corto y mediano plazo. En las partes altas, muchas de ellas afectadas por la deforestación, las fuertes lluvias ocasionan erosión masiva de los suelos, provocando deslizamientos y paridad de su capacidad para retener el agua que alimenta las fuentes para los asentamientos humanos más próximos.

La metodología para la elaboración del “sondeo de valorización hídrica” se enmarca en la secuencia lógica de elaboración de “Plan de Ordenamiento Territorial” (POT) propuesta por la “Escuela de Planificación Orgánica Evolutiva” (EPOE) de planificador territorial Marvin Melgar Ceballos, con el fin de tener una metodología integral que permita evaluar y diagnosticar en forma apropiada el territorio. Para la realización de SONDEO DE VALORIZACIÓN HÍDRICA, el equipo de investigadores desarrolló los siguientes pasos metodológicos:

Paso 1: Revisión de información secundaria referente a la cuenca hidrográfica;

Paso 2: Identificación a través de información secundaria de usos primarios del recurso hídrico;

Paso 3: Identificación de instituciones y actores claves con vinculación con el manejo y uso de agua;

Paso 4: Visita de coordinación y obtención de información secundaria a instituciones y actores claves, para la ejecución de primer análisis sobre las características hidrográficas del territorio;

Paso 5: Primer análisis de información secundaria colectada en visitas a instituciones y actores claves, para redacción de informe preliminar;

Paso 6: Primer análisis de información primaria colectada en boletas de entrevistas a profundidad de CSR;

Paso 7: Integración de información primaria y secundaria para redacción de informe preliminar;

Paso 8: Segundo análisis de información primaria y secundaria se plantearan modelos económicos de valorización hídrica para:

· Producción de energía eléctrica;

· Agua para regadío de producción agrícola y pecuaria;

· Uso domestico.

Paso 9: Retroalimentación de primer borrador para inserción de modelos económicos de valorización hídrica para redacción del segundo borrador;

Paso 10: Integración de a grupos focales para presentación y validación de resultados de valorización hídrica;

Paso 11: Retroalimentación de informe para redacción de borrador final de consultoría;

Paso 12: Taller de presentación a actores claves de resultados de sondeo de valorización hídrica; y

Paso 13: Presentación de informe final de consultoría.

3.4.4.6 Modelo de Priorización de Microcuenca –MPM-

La Estrategia Espacial para el Plan de Ordenamiento Territorial consiste en la priorización de las unidades de implementación las microcuencas, la cual se realizó utilizando toda la información generada a continuación:

A. Condiciones de Uso

B. Distancia a los Polos de Desarrollo

C. Cantidad de Habitantes

D. Productos

Para la realización del proceso de priorización se hizo necesario que a cada uno de los parámetros antes mencionados se le asignara su debida ponderación. Para la generación de la ponderación mencionada se utilizó el Método de los Pares Jerarquizados (Dean y Nishry, 1965)1 con la participación de los especialistas involucrados en el estudio. El resultado de dicha matriz es el siguiente:

Por lo cual la ecuación de ponderación es la siguiente:

Ponderación = 0.3 A + 0.20 B + 0.25 C + 0.25 D

De acuerdo a esta ponderación se clasifican cada uno de los parámetros de la siguiente manera:

Condiciones de Uso:

Sobreutilización: 3

Subutilización: 2

Correcto: 1

Distancia a Polos de Desarrollo:

> 10 km : 1

5 km – 10 km: 2

0km – 5 km: 3

Cantidad de Habitantes:

0 - 250: 1

250 – 500 2

> 500 3

Productos:

1 – 5: 1

5 – 10: 2

> 10: 3

3.4.4.7 Modelo de elaboración de plan de ordenamiento territorial en municipios predominantemente urbanos –OTUR-

Como parte del marco metodológico propuesto por la “Escuela de Planificación Orgánico Evolutiva” (EPOE), desarrollada por el planificador territorial Marvin Melgar Ceballos, para la elaboración de Planes de Ordenamiento Territorial así como establecer normas para la regulación del Uso del Suelo, aprovechamiento de los recursos naturales y la adecuada ocupación del Territorio.

.

Siguiendo el modelo de la EPOE, y para encarar el fenómeno urbano de gran importancia en el país así como los requerimientos establecidos en el nuevo “Código Municipal” Decreto Número 12 – 2002 y sus Reformas Decreto 56 - 2002, se presenta en complementación a los trabajos mencionados con anterioridad esta Guía para el Ordenamiento Territorial en Municipios predominantemente Urbanos. En este marco, esta Guía pretende:

  • Complementar las bases metodológicas establecidas para la formulación de Planes de Ordenamiento Territorial en el ámbito municipal, considerando los aspectos sistémicos, de estructura y funciones que definen la naturaleza de los diferentes asentamientos urbanos.
  • Esclarecer los objetivos así como alcances esperados por el Ordenamiento Territorial en Municipios predominantemente Urbanos y la elaboración e implementación de sus instrumentos considerando escalas apropiadas en cuanto a la definición de variables e indicadores
  • Establecer parámetros para la definición de normas de regulación del uso del suelo considerando las particularidades del sistema nacional de planificación, de tal manera que el Ordenamiento Territorial para Municipios predominantemente Urbanos este correlacionado con los criterios establecidos en los Planes de Desarrollo Municipal.
  • Introducir procedimientos metodológicos generales y básicos para el Ordenamiento Territorial en Municipios predominantemente Urbanos En todo caso, el contenido de esta guía no debe ser considerado como un conjunto de procedimientos inflexibles que deben ser cumplidos de manera obligatoria, sino más bien como el establecimiento de propuestas y lineamientos metodológicos básicos que deben ser tomados en consideración al realizar trabajos de Ordenamiento Territorial en Municipios predominantemente Urbanos.

De esta manera, este trabajo se divide en tres capítulos. El primer capítulo establece, de manera general, algunos aspectos conceptuales y jurídicos sobre el tema de Ordenamiento Territorial en Municipios predominantemente Urbanos. En el segundo capitulo, se encuentran los aspectos más relevantes del marco metodológico que se sugiere para la formulación del Plan de Ordenamiento Territorial en Municipios predominantemente Urbanos. Por su parte, en el tercer capítulo se encuentran algunos aspectos vinculados con la aprobación del Plan y lo que significa su institucionalización para su cumplimiento.

Ordenamiento territorial en municipios predominantemente urbanos

El Ordenamiento Territorial (OT) se constituye en el proceso de organización del Uso del Suelo y la Ocupación del Territorio en función de sus características biofísicas, socioeconómicas, culturales, ambientales y político-institucionales con la finalidad de promover el desarrollo sostenible.

En todo caso, este proceso no solo considera las mencionadas características, sino que trata de optimizarlas en la perspectiva de mejorar las condiciones de vida de la población considerando la demanda social y los condicionantes así como los determinantes de la misma. Con relación a estos aspectos, los objetivos generales del Ordenamiento Territorial en Municipios predominantemente Urbanos son:

· Establecer políticas de Ordenamiento Territorial para el crecimiento adecuado en áreas urbanas en el marco del desarrollo sostenible

· Orientar el proceso de ocupación en Municipios predominantemente Urbanos, considerando la estructura jerarquizada de asentamientos a escala departamental y nacional.

· Consolidar de forma adecuada asentamientos urbanos articulados internamente, equilibrados en cuanto a su dinámica de relaciones, con funciones y roles definidos que permitan su integración con los niveles intermunicipales, provinciales, departamentales y regionales.

· Orientar la dotación de infraestructura de servicios públicos básicos y sociales en función de las características de los asentamientos urbanos

· Establecer bases para el crecimiento urbano equilibrando los componentes de atención social, preservación del medio ambiente y servicios de apoyo a la producción con relación a las características de los asentamientos, revalorizando y recuperando el espacio público en beneficio de la población de las ciudades.

· Evitar asentamientos espontáneos que no corresponden a los criterios más adecuados del Uso del Suelo y que pueden llevar a situaciones de riesgo así como vulnerabilidad.

La Necesidad del Ordenamiento Territorial en Municipios Predominantemente Urbanos

Actualmente, en Guatemala más del 60% de la población se encuentra concentrada en espacios urbanos. El crecimiento de estas áreas urbanas tienen como principal explicación a los constantes procesos migratorios desde las áreas rurales, lo cual ha venido aparejado con un crecimiento de diversos problemas y requerimientos de la población en estas áreas y para lo cual se requieren procesos de planificación que prevean un constante mejoramiento en las condiciones de vida de la población. Tomando en cuenta estos aspectos, el Ordenamiento Territorial se constituye en la base para comprender las características y condiciones que tienen los municipios predominantemente urbanos, aportando a la planificación estratégica en la definición de acciones de intervención, preventivas y previsivas para evitar daños ambientales, sociales así como económicos con carácter irreversible y que terminarían disminuyendo la calidad de vida de la población en el mediano y largo plazo.

3.4.4.8 Validación del DT

La validaron del DT, se realizara durante un proceso final de talleres de consulta, utilizándose dos modalidades:

1. Distribución a Actores Claves, para análisis y obtención de comentarios y sugerencias en forma individual y a través de reuniones de trabajo; y

2. Talleres multisectoriales, con los sectores que participaron en las rondas de talleres de la fase de consulta y concertación, lo cual permite validar el contenido teórico y estadístico, además de comentarios, conclusiones y recomendaciones, con actores involucrados en forma directa en la prouesta de iniciativas en el ámbito departamental.

Los resultados producto del primer producto son:

a. Análisis y síntesis territorial y de los multisectores de desarrollo

Análisis integral, caracterización, evaluación, clasificación y especialización o representación en mapas temáticos de los sistemas (administrativos, biofísicos, económicos y funcionales). Además de una evaluación indicativa de los multisectores productivo, infraestructura social, infraestructura económica y servicios nacionales.

b. Cuadro de análisis estratégico

Potencialidades y limitantes de territorio por sistema y Multisector.

c. Evaluación de la aptitud general del territorio

Con la cual se determina la asignación de actividades en el territorio, base para la reglamentación de los usos del suelo.

3.4.5 Construcción de Arquitectura Institucional Operativa del “Plan de Ordenamiento Territorial”

La metodología para la elaboración y ejecución del Plan de Ordenamiento Territorial propuesta para la presente consultoría, plantea la necesidad de crear las estructuras técnicas, políticas y participativas que permitan un nivel aceptable de coordinación, participación y concertación del Plan de Ordenamiento Territorial que aunque aplicado a nivel municipal, se mantiene dentro del enfoque de manejo integral y sustentable de cuencas hidrográficas, dado lo anterior dentro del proceso de investigación se plantean los siguientes elementos que podrían conformar la “Arquitectura Institucional” de los futuros POT:

3.4.5.1 Comité de seguimiento institucional (CSI)

Conformado por los directivos de las instancias nacionales que se encuentran involucrados en forma directa con el proceso de planificación a nivel territorial.

3.4.5.2 Comité Municipal de Desarrollo (COMUDES)

Conformado a través de la participación social de incidencia territorial, el Comité Municipal de Desarrollo Municipal (COMUDE) de los municipios identificados, surge durante el proceso de elaboración del Plan de Ordenamiento Territorial, en su mayor parte conformado por miembros del que fuera el segundo nivel de coordinación de proceso OT el “Comité Operativo Intersectorial” (COI), bajo el acuerdo de no poseer dos instancia de coordinación evitando con ello la duplicidad de acciones se acordó la integración del proceso de Ordenamiento Territorial bajo el marco del Comité de Desarrollo Municipal, desarrollando acciones que fortalecieran su representatividad y su participación en la futura elaboración y ejecución del Plan Estratégico de Desarrollo Municipal.

3.4.5.3 Equipo Técnico de Ordenamiento Territorial (ETOT)

Integrado principalmente por profesionales técnicos que desarrollan acciones en temas comunes a ordenamiento territorial, tales como: el equipo técnico del ayuntamiento (Unidad Técnica Municipal –UTM-), organizaciones gubernamentales, organizaciones no gubernamentales, universidades, centros de investigación y otros. El ETOT es el responsable de la formulación del Plan de Ordenamiento Territorial.

3.4.6 Talleres de consolidación de los sectores claves

El segundo objetivo de los “Talleres” a desarrollar, es la consolidación de los “Sectores” identificados, con el fin de conformar los “Comités Multisectoriales de Desarrollo”, entes garantes del proceso de fortalecimiento de la Arquitectura Institucional, se propone como estructura base los siguientes multisectores:

· Multisector Productivo;

· Multisector de Infraestructura Económica;

· Multisector de Infraestructura Social;

· Multisector de Servicios Nacionales.

Además de los talleres, se realizaran acciones directas a través de reuniones y microtalleres con los otros sectores y gremios primarios, identificados a conformar el Consejo Departamental de Desarrollo.

3.4.7 Presentación de informe de resultados

Al final de la consultoría se presentara un informe conteniendo los resultados de los procesos que conllevaron el fortalecimiento de la “Arquitectura Institucional”, realizando un análisis situacional sobre las acciones y presentando un compendio de las “Ayudas de Memoria” de los talleres, microtalleres y reuniones realizadas.

3.4.8 Elaboración y consenso de la propuesta Metodológica para la formulación del Plan de Ordenamiento Territorial

El proceso de planificación estratégica y ordenamiento, independientemente del territorio al que correspondan, debe de expresar una visión del desarrollo sostenible deseado por sus proponentes y una concepción sobre el sujeto del desarrollo. También esta construido desde una cierta perspectiva y con un enfoque metodológico de planeación que favorece o no la participación ciudadana en la planeación de su crecimiento social, económico y ambiental. Esta visión sobre el sujeto del desarrollo expresa, además, por inclusión o por omisión, enfoques transversales como:

  1. Equidad de Genero;
  2. Fenómeno Migratorios;
  3. Fortalecimiento al Poder Local;
  4. Promoción de la Capacitación Rural;
  5. Desarrollo Sostenible y Conservación del Medio Ambiente;
  6. Ordenamiento Territorial Orientado al Desarrollo Urbano y Rural;
  7. Manejó Integral de Cuencas; y
  8. Fortalecimiento al poder de comunidades indígenas.

La planificación estratégica con enfoques transversales es necesaria, pero además requiere la definición de ejes conceptuales. A través de la elaboración y búsqueda de consenso del marco “Metodológico”, por el cual se desarrollara y formulara el “Plan Estratégico de Desarrollo Municipal” (PEDM), el Plan de Ordenamiento Territorial Municipal (POTM) y los “Planes de Acción Sectorial” (PAS).

Las acciones puntuales a desarrollar son:

a. Formulación y distribución de documento mártir “Propuesta de Metodología Global para la formulación del Plan Estratégico de Desarrollo Municipal, Plan de Ordenamiento Territorial Municipal y Plan de Acción Sectorial”

Con base a un marco conceptual se elaborara un documento conteniendo los criterios de planificación propuestos por el consultor, como de modelos similares de planificación estratégica municipal. El “documento mártir”, será distribuido a actores claves y de toma de decisión para su análisis, elaboración de propuestas y recomendaciones. Se presupone la formulación de dos versiones del “documento mártir” previo a realizar acciones grupales de consulta y validación.

b. Acciones de consulta y validación

La consultoría se contara con un primer borrador a nivel de “propuesta metodológica”, para la elaboración del “Plan de Ordenamiento Territorial” (POT), previo a consolidar el primer borrador y posterior al ingreso de propuestas y recomendaciones de los documentos distribuidos, se realizaran un mínimo de dos talleres de consulta y validación, además de los microtalleres y reuniones de trabajo con el equipo planificador, en búsqueda de consolidar la propuesta metodológica.